Sus Inquietudes

“Mudarse es un asunto de familia”.

Como abordar las inquietudes familiares

Estrés
  • Las personas cambian de domicilio por muchas razones: salud, jubilación, trabajo, familia, finanzas, etc. El proceso de mudanza puede ser difícil. A menudo significa dejar a la familia y amigos, tomar decisiones difíciles y ocuparse de infinidad de detalles.

La mejor forma de combatir el estrés durante una mudanza es compartir la carga de la mejor forma posible e implementar un buen plan. Prepare una lista de verificación de manera que no tenga que recordar todo. Divida las tareas de manera justa.

Otros miembros de la familia

Muchas veces un cambio de domicilio ocurre debido a un traslado de la compañía o un cambio de trabajo. En este caso, otros miembros de la familia, aunque apoyen y entiendan la necesidad de este cambio, podrían no estar muy contentos al respecto. Muchas veces, el(la) cónyuge necesita encontrar otro trabajo. Pregunte a su nuevo empleador si cuentan con un programa de apoyo al cónyuge. Suscríbase al periódico en la nueva ciudad antes de mudarse. Para información, póngase en contacto con la Cámara de Comercio y las compañías de empleo.
  • Los miembros de la familia dejan amigos y grupos de apoyo que han construido en su lugar de residencia anterior. Tome las medidas para mantenerse en contacto con los viejos amigos y para establecer nuevas amistades. Antes de mudarse, averigüe qué asociaciones (iglesias, clubes deportivos, grupos de Scouts para niños y niñas, YMCA, etc.) hay disponibles que agilicen el proceso de formar nuevas relaciones. Su asesor de bienes raíces puede ser una buena fuente para obtener esta información.
Inquietudes de salud
  • Cuando nos trasladamos a una nueva comunidad, es necesario encontrar un dentista, doctor, farmacia, hospital, y a veces, un veterinario. El estrés se reduce si esto se tiene listo antes de mudarse. Lo último que usted necesita es llegar con un miembro de la familia enfermo y no tener ni idea a quién acudir. (Asegúrese de tener al menos 30 días de suministro de cualquier prescripción que esté tomando antes de mudarse.)
  • Para encontrar nuevos proveedores, obtenga una copia de los directorios telefónicos de su nueva ciudad antes de mudarse. A menudo encontrará un listado de referidos médicos. Su compañía de seguros es también un buen lugar para empezar.  Es posible que tengan restricciones para sus opciones. Pida listas y recomendaciones.
  • Sus proveedores actuales también son una buena fuente para recomendaciones. Una vez que seleccione un nuevo proveedor de salud, solicite que se le envíen todos sus registros médicos.
Escuelas
  • Si usted tiene hijos, sabe lo importante que es trasladarse a un sistema educativo de calidad. Nuevamente, tómese el tiempo para investigar con anticipación. Una vez que usted sepa a cuál escuela van a ir sus hijos, solicite el envío de los registros escolares de manera que no haya retraso para la inscripción en la nueva escuela.
  • Algunas buenas fuentes de información escolar pueden ser: colegas con los que va a trabajar, la administración de la escuela actual, su agente de bienes raíces, la asociación de maestros, etc. Cuando consulte acerca de las escuelas, considere la calificación escolar, seguridad, ubicación, programas de artes y de deportes, etc.